Entender una etiqueta de Borgoña

por Sobre Vino el 12 noviembre 2007

Borgoña es una zona fascinante para el aficionado al vino. Al mismo tiempo, por varias razones, puede ser una zona compleja y hasta desmotivadora para quien se acerca por primera vez a ella. La fragmentación de la propiedad de la tierra alcanza en Borgoña su máxima expresión. Lo habitual es que un productor posea viñedos en distintas parcelas, correspondientes a localidades diferentes. A la vez, lo normal es que una misma parcela esté repartida entre numerosos propietarios, siendo pocos los casos en los que una parcela es propiedad exclusiva de un productor; en estos casos, se habla de monopole (monopolio).

Chambolle-Musigny en Borgoña

El etiquetado de los vinos de Borgoña no resulta tampoco fácil de entender para el neófito, y requiere de un cierto conocimiento de la región para resultar claro. Hoy trato de aportar unas nociones básicas para entender una etiqueta de un vino de Borgoña. Pero para ello necesito primero explicar dos cosas.

La primera es que en las etiquetas de los vinos de Borgoña, lo normal es que el nombre del productor ocupe un lugar secundario. En Borgoña es el nombre del municipio y de la parcela concreta de donde procede el vino lo que ocupa el lugar principal. Para poner un ejemplo cercano, pensemos por un momento que en Rioja se utilizase un sistema de clasificación de vinos como el de Borgoña ¿Cómo cambiarían sus etiquetas? Tomemos un vino como el Contino “Viña del Olivo” Rioja. En “formato borgoñón”, su etiqueta se leería probablemente como un Laguardia “Viña del Olivo” del productor Viñedos del Contino (esto en un menor tamaño en la etiqueta). O quizás, incluso como un “Viña del Olivo” del productor Viñedos del Contino. Ya veis que el terruño de procedencia de un vino ocupa un lugar sagrado en las etiquetas de vinos de Borgoña.

La segunda cosa que necesito comentar es la jerarquía de clasificación de vinos en Borgoña. En la cumbre están los vinos elaborados con uva procedente de viñedos ubicados en parcelas calificadas como Grand Cru. A continuación se situarían los Premier Cru, vinos procedentes de las parcelas con esta calificación. Finalmente pasaríamos a hablar de los Villages, procedentes de parcelas no clasificadas ni como Grand Cru ni como Premier Cru. ¡Ojo! Los Villages pueden llevar una referencia a una parcela, los llamados lieu-dit (“lugar conocido como…”), cuando proceden de uvas de una parcela concreta que no tiene calificación ni de Grand Cru ni de Premier Cru. Si en un vino se mezclan uvas procedentes de parcelas con distintas calificaciones, la calificación del vino será la correspondiente a la parcela con menor calificación. Es decir, un vino elaborado con uva de un premier cru y de una parcela sin calificación de cru, sería un villages.

Para mi explicación no es necesario que entremos a hablar de la clasificación de vinos como Bourgogne Grande Ordinarie o, simplemente, como Bourgogne. Vale por ahora con que sepamos que estas dos denominaciones corresponden a los vinos de Borgoña que pueden ser de menor calidad, y a la vez los más baratos.

¿Todo correcto hasta aquí? Vamos entonces a por las etiquetas.

Entender las etiquetas de vinos de Borgoña

En función de la calificación de los vinos, nos podremos encontrar con los siguientes tipos de etiqueta:

  • Villages: la etiqueta del vino hará exclusivamente referencia a la localidad cabecera del municipio de donde proviene. Por ejemplo Louis Jadot Chassagne-Montrachet, Louis Jadot Beaune o Louis Jadot Meursault (Louis Jadot es el productor y el resto son municipios). En todo caso, puede aparecer una referencia a un lieu-dit. Por ejemplo: Deux Montille Meursault “Les casse têtes” (Deux Montille es el productor, Meursault el municipio y “Les casse têtes” el lieu-dit).

  • Premier Cru: la etiqueta del vino mencionará la calificación de Premier Cru. Si especifica una parcela concreta, se tratará de un vino procedente de ese pago con calificación de Premier Cru. Por ejemplo: Leroy Premier Cru “Les Chenevottes” Chassagne-Montrachet (Leroy es el productor, “Les chenevottes” la parcela premier cru y Chassagne-Montrachet el municipio). La otra alternativa es que la etiqueta mencione la calificación de Premier Cru, pero no especifique ninguna parcela concreta. En este caso se trataría de un vino elaborado con uva procedente de varias parcelas calificadas todas ellas como Premier Cru.

  • Grand Cru: tal es el peso y la fama de los Grand Cru de Borgoña, que la etiqueta del vino puede mencionar o no la calificación de Grand Cru. Lo que si mencionará es el nombre del Grand Cru: Montrachet (o Le Montrachet), Corton (o Le Corton), Musigny (o Le Musigny),… Me temo que aquí no hay otra opción que aprenderselos…

Unos ejemplos:

  • Drouhin Chambolle-Musigny: un vino Villages del municipio de Chambolle-Musigny, elaborado por Joseph Drouhin.
    Drouhin Chambolle-Musigny

  • Nicolas Potel Pommard “les vignots”: un vino Villages del lieu-dit del municipio de Pommard, elaborado por Nicolas Potel.
    Nicolas Potel Pommard les vignots

  • Drouhin Chambolle-Musigny Premier Cru “les amoureuses”: un vino Premier Cru de la parcela “les amoureuses” del municipio de Chambolle-Musigny, elaborado por Joseph Drouhin.
    Drouhin Chambolle-Musigny premier cru les amoureuses

  • Drouhin Chambolle-Musigny Premier Cru: un vino Premier Cru de varias parcelas del municipio de Chambolle-Musigny, elaborado por Joseph Drouhin.
    Drouhin Chambolle-Musigny premier cru

  • Drouhin Musigny Grand Cru: un vino Grand Cru de la parcela “les Musigny” del municipio de Chambolle-Musigny, elaborado por Joseph Drouhin.
    Drouhin Musigny Grand Cru

  • Domaine de la Romanée-Conti Montrachet: un vino Grand Cru de la parcela “Le Montrachet”, repartida entre los municipios de Chassagne-Montrachet y Puligny-Montrachet, elaborado por Domaine de la Romanée-Conti.
    Romanée-Conti Montrachet

Lo dicho. Desde luego se trata de una clasificación que no resulta precisamente fácil para quien no tenga cierto conocimiento de la región o voluntad de adquirirlo. Yo intento ir aprendiendo poco a poco, y el proceso aseguro que es apasionante. Confío que la explicación, aunque básica, sea de utilidad. Trataré de irla ampliando y actualizando con tiempo y vuestras aportaciones.

Fotos etiquetas: Cellartracker

{ 2 trackbacks }

Sobre Vino - » Savigny-lès-Beaune
30 enero 2008 en 1:50 am
Antonion Guyon, Savigny-lès-Beaune, 2004 :: Sobre Vino
22 septiembre 2009 en 10:13 pm

{ 25 comentarios }

LuisMix 12 noviembre 2007 en 12:27 pm

¡Hola!

Excelente artículo, como indicas la Borgoña, en todos los aspectos, es un mundo apasionante.

El comentario de la etiqueta de la etiqueta del Chambolle-Musigny Premier Cru de Drouhin me hace pensar en otro concepto muy particular de la Borgoña, el “négociant”, existentes en otras zonas de Francia pero en forma diferente.

Saludos.

LuisMix

Richard 12 noviembre 2007 en 1:42 pm

Coincido con LuisMix.

Me sorprende que sea la tierra la que manda… aquí es la bodega y últimamente el viticultor; por lo tanto se pierde la continuidad en el trabajo cuando hay cambios familiares… a esto se llama organización.

Muy interesante, la verdad.

Un saludo.

albertobilbao 12 noviembre 2007 en 2:48 pm

Te agradezco mucho la explicación, otro día si fuera posible te agradecería la de los Rieling
Saludos

albertobilbao 12 noviembre 2007 en 2:49 pm

Te agradezco mucho la explicación, otro día si fuera posible te agradecería la de los Riesling
Saludos

Víctor Franco 12 noviembre 2007 en 5:21 pm

Sobrevino, veo que el gusanillo borgoñón se te va introduciendo cada vez más.

Una puntualización, aunque no se si voy a dar más luz o por lo contrario, liar el panorama algo más. Un vino en la clasificación que tan bien has explicado puede bajar de categoría, tanto por si las consideraciones del elaborador así lo hicieran necesario, como sucedió con Comte de Vogüé y su Musigny Blanc (el único GC blanco de la Côte de Nuits) que debido a una replantación casi total del viñedo obligó al Domaine a cambiar la clasificación del vino de GC a Bourgogne blanc genérico hasta que la edad de las vides permitieran retomar dicha clasificación.

Un caso similar es el que le sucedió a Lalou Bize-Leroy con sus vinos del Domaine Leroy del 2004. Afectada por la muerte de su marido (aparte de ser una mala añada climatológicamente hablando), no se vio con corazón de seguir paso a paso la vinificación de cada Grand Cru, por lo que decidió juntar cada vino de cada comuna y sacarlo como Villages de Chambolle, Nuits y Vosne (Por ejemplo, el Vosne-Romanée del 2004 era una mezcla de las uvas de los Grand Crus Richebourg y Romanée St. Vivant, juntamente con los 1er Cru Brulées y Beaumonts, y finalizando con el lieu-dit Genevrières, todos procedentes de Vosne), cogiendo la clasificación del vino inferior que interviene en la mezcla de pagos.

Aunque aclaremos que estamos ante una excepción en el orden clasificatorio borgoñón.

Saludos.

LuisMix 12 noviembre 2007 en 6:48 pm

¡Hola!.

Curioso lo del “Musigny blanc”, la verdad es que no había oido hablar del mismo. He estado mirando al respecto y en el libro Côte D´Or de Clives Coates se indica que el tercio de Ha plantada con esta variedad (100 cajas) es un resto de un periodo en el que era habitual mezclar una décima parte de Chardonnay por nueve de Pinot Noir. !Incluso antes de la filoxera llegó a existir en ocasiones un Chambertín Blanco¡.

Curiosidades borgoñonas.

Saludos.

LuisMix

Sobre Vino 12 noviembre 2007 en 10:04 pm

LuisMix,

El tema de los “négociants” da para mucho. Es un concepto que se nos hace complicado en España porque se sale un poco de los esquemas que más conocemos.

Por esta vez preferí dejarlo aparte para no liar más la explicación, aunque si relees el artículo a la luz de las implicaciones de lo que suponen los “négociants” en Borgoña, puede haber algún término que no resulte completamente preciso.

Quizás otro día podamos comentar sobre el concepto de “négociant”

Sobre Vino 12 noviembre 2007 en 10:09 pm

Richard,

En España el concepto de bodega viene en buena medida del concepto de château de Burdeos (salvando que la procedencia de la uva no era siempre tan cercana al Ch^teau como en Burdeos). No en vano el mayor impulso de regiones como Rioja viene a raíz de la entrada en España de los viticultores bordeleses buscando refugio de la filoxera que arrasaba sus viñedos.

Influencias históricas al margen, aunque nos puede sorprender que la tierra sea la que mande por nuestra historia vitivinícola, no es extraño que Borgoña sea el bastión del concepto del vino de terroir, que ya tratamos en un Iberoamérica en Cata.

Un saludo.

Sobre Vino 12 noviembre 2007 en 10:13 pm

Alberto,

Si te refieres a los riesling alemanes, ese es otro tema para hablar largo y tendido. Alemania es otro de los países a los que se les ha achacado dificultad para entender las etiquetas. Será por el idioma, que a los castellano parlantes nos resulta algo cacofónico, o lo que fuere, pero nuevamente con unos pocos conceptos uno puede desenvolverse con cierta seguridad. Será un tema interesante a tratar.

Otra región en la que encuentro que el etiquetado a veces despista es Alsacia. ¿Cómo sabes muchas veces qué tipo de vino, con azúcar residual o seco, te encontrarás dentro de una botella?

Gracias por la propuesta.

Sobre Vino 12 noviembre 2007 en 10:20 pm

Victor,

El gusanillo está ahí. Pero tú sabes mejor que yo, como buen amante de la zona que eres, que Borgoña por sí sola daría para una vida entera dedicada a beber sólo sus vinos sin llegar a descifrarla por completo.

Interesantísimos y muy clarificadores los comentarios que haces. ¿Os imagináis (no, claro) lo mismo sucediendo en Burdeos? ¡Imposible!

Aprovecho para lanzarte una pregunta. Como buen aficionado a la Borgoña, ¿Qué opinas de los vinos de Comte de Vogüé? Y otra: ¿Qué vinos de Borgoña te han impactado más?

Un abrazo.

Sobre Vino 12 noviembre 2007 en 10:23 pm

Caramba, LuisMix, qué información más interesante. Lo bueno de estos libros que son más de consulta que de lectura, es que siempre te reservan alguna sorpresa por mucho que los leas y releas.

Esa práctica en Rioja era (no sé si lo sigue siendo) bastante habitual en Rioja, añadiendo algo de viura a los tintos.

Es una pena que el bueno de Clive Coates no haga una nueva edición actualizada de su magnífico libro. Ya tiene 10 años, si no recuerdo mal.

Gracias por el apunte.

albertobilbao 12 noviembre 2007 en 10:31 pm

Vaya post te estás marcando felicidades para los amantes del vino Borgoña es territorio mítico me gustaria formular dos cuestiones:
1 algún libro actual y en castellano de Borgoña
2 para hacer un viaje enologico, son buenas las posibilidades que ofrece la zona, me refiero posibilidad de ver bodegas, alojamientos en la zona, hoteles, restaurantes….

Carlos 12 noviembre 2007 en 10:45 pm

Interesantisimo articulo, si señor, muy esclarecedor.
Saludos

Sobre Vino 13 noviembre 2007 en 12:13 am

Alberto,

La respuesta a [1] es dificil. Los que tengo son en inglés o francés. De hecho, incluso los libros que tienen versión traducida los suelo comprar en inglés o francés, pues en estos idiomas suelen ir alguna edición por delante.

Mi referencia en Borgoña es “Côte d’Or” de Clive Coates. Fantástico. Luego tienes “Burgundy” de Anthony Hanson, y “The great domaines of Burgundy” de Remington Norman. Además “Making sense of Burgundy” de Matt Kramer.

Otra referencia muy útil es el “Atlas del vino” (“Atlas of wine”) de Hugh Johnson y Jancis Robinson.

[2] En Borgoña podrás visitar bodegas. Concierta cita previamente. Se come estupendamente, en mi opinión. Para alojarte no debieras tener problemas si no te empeñas en ir durante Les Trois Glorieuses (fin Noviembre). Echale un vistazo a esta web: http://www.ot-beaune.fr

Un saludo.

Sobre Vino 13 noviembre 2007 en 12:13 am

Gracias, Carlos.

Víctor Franco 13 noviembre 2007 en 12:18 am

¿Qué opino de los vinos de Comte de Vogüé? Pues poco la verdad, ya que por motivos obvios de presupuesto no los suelo frecuentar. Habré probado algún Chambolle 1er Cru y poco más, y me dejaron más bien frío, pero se ve que en los 90 sufrieron un bajón que por suerte han rectificado últimamente.

Respecto a tu segunda pregunta, es muy difícil de contestar ya que espero que el vino de Borgoña que más me impacte esté por llegar. Pero por el camino nos hemos ido topando con buenas piedras de toque, como un Romanee Saint Vivant 1993 de Robert Arnoux o recientemente con un Montrachet 2004 de Pierre Yves Colin-Morey que se han quedado en mi limbo del imaginario cualitativo, pero me van viniendo más nombres a la mente y más vale que pare de recordar.

Y a Albertobilbao le recomendaría que antes que comprarse un libro, se pasara por ElMundoVino y se leyera los didácticos y precisos artículos de Luís Gutiérrez sobre la Borgoña y si decidiera profundizar, ya fuese a obras de anglosajones como Anthony Hanson (por no mentar al ya retirado Clives Coates) o franceses como Sylvian Pitiot o Jacky Rigaux. Eso sí, en inglés a discreción.

Saludos.

Sobre Vino 13 noviembre 2007 en 1:06 am

Gracias, Victor.

Hace unos meses intenté comprar los libros de Pitiot y Rigaux y creo recordar que, al menos en Amazon, estaban descatalogados.

Buen apunte el de los artículos de Luis Gutiérrez.

Un abrazo.

Sobre Vino 13 noviembre 2007 en 1:07 am

Alberto,

Mira también aquí algunas buenas direcciones en Borgoña.

Un saludo.

Víctor Franco 13 noviembre 2007 en 1:38 am

En el Athenaeum de la vigne et du Vin de Beaune podrás encontrarlo.

Por cierto, veo que han vuelto a editar “Ode aux grands vins de Bourgogne” de Rigaux. Una obra imprescindible.

Sobre Vino 13 noviembre 2007 en 2:06 am

Victor,

¡Gracias!¡Fantástico sitio!

albertobilbao 13 noviembre 2007 en 9:44 am

Gracias Sobrevino y Victor Franco.
Saludos

LuisMix 13 noviembre 2007 en 11:27 am

Hola.

En muchos maceraciones carbónicas riojanos se sigue añadiendo un pequeño porcentaje de viura, hasta un 15% por ejemplo en el Artadi. De la misma manera en la Côte Rôtie se añade en algunos casos un pequeño porcentaje de viognier.

Como curiosidad la Viña del Pisón tiene también alguna cepa “despistada” de viura.

Saludos.

LuisMix

Sobre Vino 13 noviembre 2007 en 3:18 pm

LuisMi,

Siempre al quite con información relevante :-) Gracias.

Richard 13 noviembre 2007 en 7:59 pm

Estos comentarios explican el “Porqué” de mi afición al vino.
Soy un recién llegado y observo:
1/Respeto: se pregunta y se responde con honestidad intelectual.
2/ Se aportan datos, bibliografía, links, etc…

Es un blog agradable. Hay buen ambiente

Enhorabuena.

Sobre Vino 13 noviembre 2007 en 11:09 pm

Richard,

Se agradecen tus palabras. El blog lo hacéis agradable, respetuoso, enriquecedor e interesante todos los que participáis aportando vuestros comentarios. Esta es la gran esperanza que tengo en la “blogocosa”: la conversación.

Fíjate, me remito a reproducir literalmente los dos primeros párrafos del apartado “Acerca de” del menu de esta página:

“Sobre vino es un espacio abierto a todas las personas interesadas por el vino y la gastronomía. Sobre vino pretende ser un espacio para compartir ideas, contenidos y conocimiento. Un espacio de aprendizaje para todos, donde toda opinión es valiosa. Las ideas expresadas por el autor son sus propias y muy personales opiniones sobre los temas tratados.

Sobre vino tiene los espacios de comentarios de sus páginas abiertos a la libre opinión de todos los participantes en la conversación. El único límite es el del respeto a las personas. La discrepancia y la diversidad en las opiniones son bienvenidas pues enriquecen la conversación. El insulto y la difamación no tienen cabida entorno a esta mesa. Sobre vino no tiene moderación de comentarios a priori. Agradezco la colaboración de todos para que esto nunca deba cambiar.”

Gracias a todos.

Comments on this entry are closed.